Siguiendo los pasos al jardín del edén.

martes, 11 de diciembre de 2012

Pensamientos pasados.

Estáis equivocados la confianza no da asco, simplemente al igual que se tiene se pierde. Con la misma ligereza con la que el viento arranca las hojas de los árboles en otoño, un día tu amiga confía en ti y al siguiente en otra. Es así y aquí no importa que tú te sientas desplazada por alguien con la que se lleva tan bien desde hace poco más de uno o dos meses. No. Ella es libre. La misma libertad con la que depositó su amistad y confianza en ti también la tiene para depositarla en otra persona. Y es más, sigues siendo su amiga, sólo que ahora has pasado a un segundo plano. No hay más. 

Por otra parte deberías estar acostumbrada, no es la primera vez que te pasa ni la última que pasará. Las amigas más allegadas son eso precisamente porque destacan en algo. En la tontería más absurda quizás, pero es así. Se siente pequeña. Cuando repartieron los talentos  tú deberías de estar en el baño porque no te tocó ninguno. La única solución es aceptarlo y resignarse. Además, piensa que en el montón hay un "montón" de gente en las mismas que tú. Quizás eso te haga sentir un poco menos sola.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada