Siguiendo los pasos al jardín del edén.

sábado, 28 de mayo de 2011

A quemarropa.

Somos dueños de nuestra vida, ¿o no?
Pues ya es hora de demostrarlo, de dejar de esperar una oportunidad. ¿A qué esperas? Es cuestión de ser valiente y plantarle cara a la vida. Pues mientras el cobarde espera, el valiente va, triunfa y vuelve. Si no ariresgas, no ganas.

Arriesga, juega tus cartas, ponte de pie y golpea el suelo. Di a viva voz lo que quieres decir. Vive de una vez. Suéltalo así, de golpe, a quemarropa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada