Siguiendo los pasos al jardín del edén.

martes, 4 de junio de 2013

La injusticia se alimenta de la ilusión.

Esta visto que aquí el trabajo no cuenta. No se trata de la ley del más fuerte, ni de la ley del mayor esfuerzo, se trata de ser el mejor en todo. Ya puedes esforzarte todo lo que quieras en una asignatura, que si no eres el mejor en todas las demás tu dedicación se va por el desagüe. Y no sabéis lo frustrante que resulta para aquellos que no logramos estar en la primera fila de todo porque nos sentimos infravalorados y sobretodo enormemente ninguneados por todos lados. Así que está visto que las cosas ya no las logra el que quiere ni el que puede... sino al que le dejan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada